26/3/2012

Parques y Jardines - Percepción

Cerramos la serie sobre aspectos a tener en cuenta a la hora de diseñar Parques y Jardines, hablando de la percepción de los mismos.

Percepción

Vamos a terminar esta serie de consideraciones, previas al diseño, con el análisis del espacio y su percepción por el individuo, es decir el usuario a quien nuestra obra se dirige ya sea en un parque público o en un jardín privado.
Para nosotros los parques y jardines tienen una connotación de percepción y uso de la escena, y simultánea o seguidamente, de obtención de sensaciones que se pretenden agradables, ya lo hemos dicho. Para que esto sea posible hace falta que el usuario pueda captar algo de la escena que se le ofrece (no estamos considerando las otras personas) y que el uso o la mera contemplación le proporcione alguna satisfacción.
Es preciso ofrecer un espacio que sea percibido, entendido y comprendido, por este orden.
Los parques y jardines deben seguir siendo los espacios sensitivos y emocionantes, como se recuerdan los mejores. Su diseño debe caminar por la vía de la percepción buscando despertar el interés de la gente y que no pase de largo, para después favorecer su entendimiento y comprensión, lo que determinará su correcto y aprovechado uso, derivándose de aquí, si todo es favorable, un sentimiento positivo.
En otro orden de ideas, favorecer la percepción es muy conveniente pues constituye uno de los primeros escalones de la educación ambiental, a la que tan entregados deben estar los espacios públicos, en particular los parques y jardines, pues constituyen escuelas permanentes de educación ciudadana. Esta facultad la tienen atribuida desde su concepción aunque, por desgracia, muchas veces,  sirvan para todo lo contrario.
Las personas que tiene más desarrollado el sentido de la percepción (por costumbre, educación...) son más sensibles a cuanto tienen alrededor, incluidas las otras personas; aprecian lo que se pone a su alcance y lo llegan a conocer mejor, entran más pronto y mejor en la escena obteniendo de ello una rentabilidad superior. Ciertamente de este mejor conocimiento puede derivarse un aprecio, pero también un rechazo, que será crítico y bien fundado, con pleno conocimiento, también favorable.
Buscar estas reacciones en los usuarios a través del diseño, nos encamina a la más alta y sublime función de los parques y jardines cual es la creación de espacios más humanos, efectivamente usados y vividos por la gente, con pleno conocimiento, como no debe ser de otra forma.
Pues bien, tratando de conseguir el aprecio general, aunque sea a escala modesta, el diseño de los parques y jardines y su equipamiento debería permitir la percepción en parte superficial, fácil de conseguir, y en parte profunda de los elementos y ambientes percibidos. Con ello se pretende llegar a todos y especialmente a unos pocos (mejor sería a muchos) que por su especial preparación sean capaces de alcanzar sensaciones intensas, ya sea ante un determinado tema o disfrutando en un escenario de su especial gusto y entendimiento.
Queremos decir que en los diseños debe existir un nivel aceptable para los usuarios que les permita entender lo proyectado en su conjunto, pero que también es deseable que existan pinceladas de diseño para usuarios más exigentes, incluso raros, que, como es lógico, no despierten sentimientos negativos en nadie.
Analizar el diseño bajo este particular aspecto es muy importante y no esta exento de dificultades, que dimanan del conocimiento de otros muchos factores, tales como el medio, ambiente urbano, nivel cultural... Creemos que no pueden darse reglas ni pautas, sólo insistir en que cada parte de la obra, y ésta en su conjunto, puedan tener una lectura para todos, y que al menos algunas frases puedan ser leídas y entendidas por algunos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...